schedule

15.09.2021

SHARE

Me equivoco al meter las marchas

Si quieres aprender a conducir con propiedad, debes hacerlo en un vehículo sincrónico. Si nunca lo has intentado, lo más probable es que te equivoques al meter las marchas.

Si quieres aprender a conducir con propiedad, debes hacerlo en un vehículo sincrónico. Si nunca lo has intentado, lo más probable es que te equivoques al meter las marchas. Puede ser preocupante al principio, pero conducir un vehículo manual es más fácil de lo que crees. Con determinación, paciencia y práctica conseguirás dominar la palanca de cambios.

La caja de cambios es una pieza fundamental de tu coche, ya que conecta el sistema de transmisión con el motor mediante unos engranajes. Por eso, cuando empiezas a conducir, también desarrollas hábitos para meter las marchas eficientemente. De esta forma, evitas daños futuros que pudieran ser muy costosos.

¿Cuándo cambiar de marcha para cuidar el coche?

Controlar el cambio de marchas es esencial para cuidar el automóvil. La caja de velocidades actúa como elemento intermediario entre el cigüeñal y las llantas, necesario para el desplazamiento del vehículo. 

Los ruidos en los cambios de marchas revelan irregularidades en el pedal, además de piezas sueltas y estropeadas. Por tanto, necesita un mantenimiento adecuado para alargar la vida de la caja de cambios. Para preservarla, sigue los siguientes procedimientos:

Presiona adecuadamente el coche

Pisa el embrague hasta el fondo en cada cambio de marcha. Si lo haces en parte, la velocidad no se articula correctamente y causa una sacudida que a la larga ocasionaría averías severas. Igualmente, debes quitar tu pie del pedal después de los cambios de marcha, ya que genera deslizamientos en el disco y menor rendimiento de gasolina.

Evita frenar con motor

Incluye el uso de la transmisión para disminuir la velocidad del auto o para detenerlo completamente. Debes hacerlo en circunstancias concretas, como pendientes de bajada. Este tipo de frenado crea una fuerte tensión en los engranajes de la caja de velocidades si se efectúa continuamente, lo cual causa su deterioro anticipado. Si quieres detener el coche, usa el pedal de freno.

Retira tu mano de la palanca de cambios

No uses la palanca de cambios para apoyar tu mano. Dicha práctica presiona innecesariamente los mecanismos internos y produce mayor fricción en las horquillas de embrague y en el sistema de sincronizadores. Se recomienda poner ambas manos en el volante para un mejor control de la dirección del auto.

¿Cómo cambiar las marchas correctamente?

Aprender a utilizar la caja de cambios es fundamental para cambiar las marchas correctamente. A continuación, se señalan algunas recomendaciones que debes seguir en situaciones concretas:

Pasar de una velocidad a otra

Para cambiar de velocidad, debes presionar el pedal hasta el fondo y mover la palanca de cambios. Una vez establecido el cambio de marcha, retira el pie del embrague. Cuando disminuyas la velocidad, debes realizar una marcha menor. Para ello, presiona el pedal y suelta el acelerador, cambia de velocidad con la palanca de cambios, suelta el embrague y pisa el acelerador de nuevo.

Recorrer una subida o un camino inclinado

Si eres principiante y estás una vía ascendente o empinada, instintivamente frenas con el pedal. Esta acción recurrente daña el embrague y el tren motriz por el desgaste. Se sugiere que pises a fondo el embrague para poner la primera marcha. Después, presiona el acelerador para mover el automóvil y usa el freno de mano. Así el automóvil no se irá hacia atrás y podrás circular sin complicaciones.

Evitar acelerar a fondo en caso de marcha alta

Cuando estás en una pendiente, con frecuencia mantienes la marcha, aunque  sea alta, ya que el vehículo pierde fuerza en el ascenso. Por eso, decides acelerar a fondo para que reaccione y recupere la velocidad. 

Esto es un tremendo error porque le pides al motor que aumente su revolución cuando trabaja con pérdida de engranajes, por lo que es imposible que recupere la fuerza. Así que debes disminuir las marchas a segunda o tercera, de acuerdo a la pendiente.

Detenerte por completo

En este caso, debes disminuir la velocidad hasta llegar a la primera. Después, quita el pie del acelerador, ponlo sobre el freno y presiónalo si es necesario. Cuando la velocidad baje al mínimo, presiona el pedal hasta el fondo y pisa el freno. Tienes que pisar el embrague antes de frenar completamente. De lo contrario, el coche se apagará ipso facto.

Obviar la primera cuando el auto está detenido de momento

A medida que adquieres experiencia y confianza, aprenderás que mantener la primera marcha mientras esperas que la luz del semáforo cambie desgastará el embrague en menos tiempo de lo estipulado.

¿A cuántas revoluciones se hacen los cambios?

Las revoluciones del motor (RPM) son el mejor indicador para cambiar de marcha. Generalmente, los cambios manuales se realizan cuando los automóviles alcanzan las 3,000 RPM o si evidencias que el motor trabaja demasiado. 

Si el motor funciona con diésel se efectuará la siguiente marcha cuando las revoluciones alcancen las 1.500-2.000 RPM. Mientras que en el caso de los motores de gasolina, el cambio de marcha aumenta hasta las 2.000-2.500 RPM. Evidentemente estas cifras son estimaciones, ya que cada modelo y fabricante especificará qué revoluciones por minutos requiere la siguiente marcha.

Por otra parte, si prefieres guiarte por la velocidad en lugar de las revoluciones, puedes cambiar de segunda a tercera velocidad desde los 30 km/h. A partir de allí, incrementa de marcha cada vez que aumentes la velocidad de 10 a 10 km/h.

¿Qué pasa si revolucionas mucho el coche?

Si revolucionas mucho tu coche, acortarás su vida útil, ya que el motor se recalienta y los neumáticos se desgastan más. También causará que el motor, la transmisión y el sistema de frenos se deterioren más rápido de lo previsto.

Arrancar el auto velozmente y patinar las ruedas es un derroche de gasolina y dinero. Desgasta las ruedas del auto. Produce daños en la transmisión, el pedal, la caja de cambios, el engranaje, entre otros problemas mecánicos. Como consecuencia, evita conducir a muchas revoluciones porque implica una reparación excesivamente costosa.

En conclusión, aprender a conducir con transmisión manual requiere práctica. Afortunadamente, en Autoescuela Pallars cuentan con profesionales expertos que podrán enseñarte a conducir de la forma más didáctica y eficiente posible.

Échale un vistazo al precio del carnet B en Autoescuela Pallars.