schedule

12.11.2021

SHARE

Cómo salir de una cuesta con el coche. Trucos para no calar el coche y no perder el control

Debes estar preparado para cualquier escenario y saber cómo actuar frente a este tipo de situaciones para garantizar tu seguridad y la de los demás. En este artículo te explicamos cómo salir de una cuesta con el coche

Arrancar o conducir por una cuesta o pendiente es una de las habilidades con las que los conductores noveles luchan a menudo. De hecho, un coche que no es capaz de moverse, indistintamente del lugar es un escenario potencialmente estresante. 

Si a esto le añades que si se te cala el coche en una rampa, las probabilidad de que este se deslice por la pendiente son altas. Y las consecuencias podrían derivar en un impacto con el vehículo que hay detrás.

Por eso, debes estar preparado para cualquier escenario y saber cómo actuar frente a este tipo de situaciones para garantizar tu seguridad y la de los demás. En este artículo te explicamos cómo salir de una cuesta con el coche, así como también algunos trucos para no calar el coche.

No podrás salir de una cuesta con el coche si no sabes conducir en pendientes

Cuando estás aprendiendo a conducir y tienes poca experiencia, debes saber que en ocasiones te enfrentarás a  una serie de situaciones a las que no siempre estarás preparado y que podría incluso impedirte obtener tu carnet de conducir. En este sentido, en el mercado encuentras las mejores ofertas para sacar el carnet de conducir, así como adquirir una de las habilidades más importante que debes dominar, como es poder conducir en pendientes.

Esto es especialmente necesario cuando se presentan rutas o carreteras montañosas. En estos contextos, es indispensable saber coordinar el acelerador, embrague y las marchas del coche para evitar que se te cale.

Aquí es cuando se pondrá a prueba tu coordinación. Para las rampas, tendrás que aplicar la cantidad correcta de potencia al acelerador mientras sueltas el embrague.

Te dejamos algunos pasos a seguir para saber cómo conducir por una pendiente:

  1. Con el freno de mano puesto, pon el coche en primera marcha y deja el embrague aplicado (empujado totalmente hacia abajo).

  2. Dale al coche un poco de gasolina y comienza a subir el embrague.

  3. Cuando sientas que el embrague esté en su punto, suelta lentamente el freno de mano y debería empezar a avanzar.

  4. Ajusta la cantidad de aceleración que le das para que comiences a moverte sin problemas.

  5. Si sientes que el coche se va a parar, vuelve a poner el freno de mano rápidamente y pisa el pedal del embrague.

Algunos coches manuales también cuentan con asistencia en pendientes, pero es poco probable que tengan un freno de pie.

En el caso de que el camino sea cuesta abajo, no hay ningún problema. al revés. Lo único de lo que tienes que preocuparte es de no aplicar demasiada aceleración

Cómo evitar que se cale el coche en una rampa

Te explicamos cómo evitar que se cale el coche en una rampa:

  • Es importante prestar atención a la velocidad y cambio. Si tu motor comienza a fallar o no puedes mantener las revoluciones, es hora de hacer cambios descendentes.

  • Mientras asciendes por la rampa, observa tu velocidad. Mantén un ritmo constante pero lento mientras asciendes. Esto ayudará a prevenir el deslizamiento de las ruedas y te mantendrá subiendo.

  • Si te atascas o pierdes tracción, no te asustes. Pon el freno de mano y evalúa la situación. Si es posible, retrocede lo más suavemente posible.

Vamos a aprender cómo salir en cuesta con el coche

Para aprender a cómo salir de una cuesta, es indispensable que apliques los pasos que hemos explicado al principio. El control del embrague es fundamental. Aunque pueda ser un poco difícil de dominar, no debes tener miedo de utilizarlo.

Cuando el vehículo esté asegurado con el freno de mano, debes seleccionar la primera marcha y soltar el embrague muy lentamente hasta el punto de mordida. Cuando hayas llegado a este punto, presiona ligeramente el acelerador y sueltas el freno y el embrague cuando comience a moverse el coche.

Lo más importante es dominar la búsqueda del punto de mordedura del embrague desde el comienzo de la cuesta para asegurarte de no retroceder.

Arrancar con freno de mano

Para arrancar con el freno de mano, sobre todo en una pendiente, debes seguir los mismos pasos que se han mencionado:

  1. Tener presionado el freno de mano.

  2. Aplicar el embrague.

  3. Seleccionar la primera marcha.

  4. Presionar el acelerador.

  5. Mantener el embrague hasta que llegue a su punto, en el que se sentirá un poco de vibración y el tono del motor comienza a cambiar.

  6. Se suelta el freno de mano y el coche empezará a moverse.

  7. Suelta el embrague lentamente mientras ajustas manera simultánea el acelerador para lograr la aceleración que necesitas.

Cómo sacar un coche de gasolina o de diésel en una cuesta

Si quieres aprender cómo sacar el coche en una cuesta, debes saber que los vehículos de diesel son generalmente mejores en los ascensos y descensos de pendientes. Suelen tener un mejor par a bajas revoluciones para subir pendientes y una mayor compresión del motor para descender.

No obstnate, en pendientes largas de colinas arenosas, donde la tracción es baja y se requiere una aceleración, la mayor potencia de los motores de gasolina puede ser una ventaja.

Cómo salir de una cuesta con un coche de gasolina

Para este caso, puedes utilizar el método de freno de mano. Para ello debes:

  1. Pisar el freno a fondo, al tiempo que pones el freno de mano lo más arriba que puedas.

  2. Soltar el freno de a poco hasta que verifiques si el de mano puede aguantar el peso del coche. Esto provocará un pequeño cambio en el equilibrio de las ruedas traseras.

  3. En caso de que el freno de mano pueda aguantar el peso, desembraga de forma lenta hasta que tiemble el vehículo.

  4. Acelerar poco a poco. Cuando notes que el coche va hacia adelante, soltar el freno de mano y verás que sube solo.

  5. En caso de que el freno de mano no aguante, subir más la palanca.

Cómo salir de una cuesta con el coche diésel

Con un coche de diésel, puedes salir de la cuesta utilizando el método sin freno de mano. Para ello debes:

  1. Desembragar el coche teniendo el freno pisado a fondo y esperar a que empiece a temblar.

  2. Soltar el freno levemente para verificar si el vehículo tiene tendencia a subir o caer. Si comienza a caer, pisa el freno y repite el paso uno, tratando de desembragar un poco más.

  3. Cuando notes que comienza a subir, soltar el freno completamente y acelerar para darle fuerza. No es necesario pisar el acelerador con fuerza, ya que sube solo.

Tu experiencia en este sitio será mejorada con el uso de cookies.
Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si estás de acuerdo, haz clic en el botón Aceptar.