schedule

13.07.2021

SHARE

Coche automático o manual: ventajas e inconvenientes

Costes de mantenimiento, facilidad de conducción, consumo de combustible, precios de compra y disponibilidad de recambios. Estos son algunos de los factores que puedes tener en cuenta para decidir si elegir un coche automático o manual. 

Costes de mantenimiento, facilidad de conducción, consumo de combustible, precios de compra y disponibilidad de recambios. Estos son algunos de los factores que puedes tener en cuenta para decidir si elegir un coche automático o manual

Ambos sistemas tienen sus ventajas y desventajas, por lo que te acompañamos a conocer cada una de sus características para elegir el más conveniente, ajustado a tu estilo de conducción y presupuesto.  

Ventajas según cambio

Es posible que hayas aprendido a conducir con un coche con cambio manual. Estos son los más utilizados en las autoescuelas en el momento de sacarse el carnet b, licencia que te permite conducir vehículos de hasta 3.500 kilos.

Los fabricantes han dejado de ocuparse en buscar un sistema automático universal para dedicarse a mejorar los distintos tipos de caja en función de las exigencias de los conductores. Por eso, puedes encontrar las siguientes clasificaciones. 

  • Cambio automático con convertidor de par. Transmite con mayor fiabilidad que un embrague convencional y tiene una vida útil mayor. Su mantenimiento es más económico porque solamente requiere la sustitución del ATF y filtro cada kilometraje que ha establecido el fabricante. Ofrece confort.  

  • Cambio de doble embrague. Controla electrónicamente el embrague y la caja de cambios. Es el más utilizado por su bajo coste. Suele ser el sistema de los coches de competiciones deportivas porque resiste altas revoluciones. Garantiza más potencia que el convertidor de par. 

  • Transmisión de variable continua. Los cambios de velocidad son suaves en todo tipo de terrenos para una conducción cómoda. Optimiza el consumo de combustible. 

Ventajas del cambio manual

La principal ventaja de este sistema es su precio más económico. Sus costes de fabricación pueden variar entre 1.000 y 2.000 euros menos que los automáticos. Por esta razón, suelen ser los primeros vehículos de los conductores. 

Otro pro es su mayor precisión gracias al embrague, que te permite tener un mayor control sobre los cambios, marchas, revoluciones y maniobras. Es decir, la conducción se convierte en una conexión más personal con el coche.    

Entre sus aspectos positivos, destaca su consumo menor de combustible, en un 5% aproximadamente en relación con uno automático. Este porcentaje varía de acuerdo al modelo, el año, el tiempo de circulación, etc. En la relación automático vs manual consumo, el sistema tradicional gana.  

Ventajas del cambio automático

Entre las ventajas y desventajas de un coche automático, son los más ofertados en el mercado automotriz. Están disponibles en distintos modelos, años y fabricantes.

A diferencia de los años anteriores en los que los automáticos solo eran producidos por empresas de alta gama, hoy en día todas las marcas tienen sus modelos. Además, ofrecen distintos precios para una mayor accesibilidad. 

Su principal ventaja es su avance tecnológico con motores más potentes. Además, ofrece mejores rendimientos de consumo de gasolina y novedosos sistemas de control de velocidad inteligente, arranque y frenada de emergencia.

Incluso, si deseas cambiar al modo manual, puedes hacerlo gracias a las cajas de cambio automáticos con los modos manual y secuencial.  

Por supuesto, prevalece su comodidad a la hora de conducir, especialmente para los conductores que les resulta complicado el uso del tercer pedal y la palanca. Con los coches automáticos solo tienen que acelerar y maniobrar el volante en ciudades con mayor nivel de atascos por tráfico. 

Hay que destacar que los coches automáticos son más económicos actualmente debido al avance tecnológico de los fabricantes. Esto ha hecho más frecuente la elección de estos modelos por parte de una generación de conductores más jóvenes. 

Desventajas de cada cambio

Así como cada cambio tiene sus pros, también tiene sus contras, que cada día son mejorados por los fabricantes para una conducción más eficiente y segura

  • Cambio automático con convertidor de par. Presenta un efecto de resbalamiento a bajas velocidades con una pérdida de potencia y consumo mayor de combustible. Esto se observa más en las pendientes en las que el coche tiene poca movilidad. Sus cambios son más lentos que los otros sistemas.   

  • Cambio de doble embrague. Son modelos caros por sus sistemas mecánicos sofisticados. Sus costes de mantenimiento son mayores por los 2 embragues.  

  • Transmisión de variable continua. Produce ruido a altas velocidades. Tienen costes de mantenimiento altos y se requiere la experiencia de un mecánico especializado en este tipo de vehículo. Sus cambios son tan suaves que no sientes el paso de las marchas. 

Desventajas del cambio manual

Su principal inconveniente es su incomodidad, especialmente si es primera vez que utilizas este tipo de coches porque siempre debes estar atento a los cambios de velocidades y al estado del motor. No obstante, las personas más experimentadas dominan el embrague y la palanca por instinto.    

Otro aspecto negativo es su mayor predisposición de sufrir averías por el uso inadecuado o excesivo del embrague. No obstante, estas reparaciones son más baratas que los sistemas automáticos. 

Entre sus desventajas incluyen la poca demanda de este tipo de vehículos nuevos en el mercado, por la presencia de modelos automáticos más variados o con sistemas híbridos. Esto también influye en la menor disponibilidad de recambios originales

Desventajas del cambio automático

Debido a su diseño con sistemas electrónicos, sus costes de mantenimiento y reparaciones son más altos. No obstante, suelen estar cubiertos por los seguros que exigen cumplir con las revisiones cada cierto kilometraje, de acuerdo al fabricante. 

Por su parte, los sistemas automáticos consumen más combustible que los manuales, especialmente los motores viejos porque en los nuevos modelos, se aplican innovaciones para lograr un empuje continuo, sin interrupciones entre marchas. 

Pero la desventaja más importante de los coches automáticos es la pérdida del contacto directo entre la caja de cambios y el conductor. Si prefieres la conducción más tradicional, es posible que al utilizar un modelo automático, sientas que no tienes tanto control por la ausencia del embrague y la palanca.

Por supuesto, esta percepción es totalmente subjetiva y personal. Por lo que puede ser el factor decisivo para elegir entre un coche manual o automático

Tanto el sistema manual como el automático tienen distintas ventajas y desventajas. Todo depende de qué es lo que buscas en un coche: velocidad, potencia, comodidad, consumo de combustible y por supuesto, ajuste a tu presupuesto.