schedule

18.09.2021

SHARE

¿Tienes miedo a conducir? Estos consejos te ayudarán a superarlo

El miedo a conducir o amaxofobia es una realidad que agobia a un porcentaje importante de la población española y que limita sus capacidades al volante.

El miedo a conducir o amaxofobia es una realidad que agobia a un porcentaje importante de la población española y que limita sus capacidades al volante.

Sea cuál sea la causa de esta situación, es necesario tomar acciones para lograr controlar este trastorno e ir sin miedo a por el permiso de conducir de coche. A continuación, te damos algunos consejos para resolver este problema y poder tomar el volante sin preocupación.

¿Qué es la amaxofobia?

La amaxofobia es un trastorno psicológico. Aquí, predomina un estado de ansiedad generalizado y nerviosismo cuando la persona se dispone a realizar la tarea de conducir un coche, lo que hace imposible el acto.

Se piensa que alrededor del 20 a 25? la población puede padecer este trastorno, aunque sea puntualmente. Además, las manifestaciones psicológicas pueden darse en mayor o menor medida en determinados casos.

Se estima que la amaxofobia sea padecida en mayor medida por las mujeres, aunque el género no es realmente un condicionante. Existen situaciones que pueden predisponer a las personas a desarrollar amaxofobia, siendo la más predominante la ocurrencia de un accidente de tráfico.

¿Notas una pequeña ansiedad al ser tu primera vez o más bien fobia a conducir?

Tal vez en algún momento has experimentado una pequeña ansiedad al tomar el volante, especialmente si eres una persona que lleva poco tiempo conduciendo un automóvil. Entonces, podrías preguntarte si te encuentras padeciendo de amaxofobia.

Es importante tener en claro que es natural sentir un poco de miedo o aprehensión cuando estás empezando a conducir, especialmente si en el acto se generan situaciones de estrés. Por ejemplo, como las que derivan de conducir con alguien que ejerce mucha presión sobre uno mismo.

Cuando se habla de amaxofobia o fobia a conducir existe un patrón de signos físicos y mentales que diferencia totalmente la situación de fobia de un miedo natural. Los principales signos de la amaxofobia son ansiedad extrema, sudoración, vértigo y dolor en el pecho.

Si no sabes cómo quitar el miedo a conducir, lo más conveniente es que busques la ayuda de un especialista para que te oriente sobre las estrategias a tomar para dominar poco a poco esta fobia y liberarte de ella.

Ejercicios para superar la amaxofobia o calmar los nervios

De acuerdo a tu personalidad, son diferentes los ejercicios para superar la amaxofobia que puedes practicar para ayudarte a disminuir los niveles de ansiedad. Siempre será importante que cuentes con la ayuda de un profesional para recibir la mejor orientación.

Puedes optar por practicar ejercicios de respiración que te ayuden a concentrarte mientras se oxigena tu sangre y disminuyes la tensión corporal. De esta manera podrás disminuir tu ansiedad.

También puedes practicar técnicas de liberación emocional para conseguir reconstruir patrones conductuales que se disparan al encontrarte en determinadas situaciones, especialmente aquellas que pueden generar estrés.

Existen otras técnicas o ejercicios como la terapia psicológica de desensibilización y el mindfulness. En ambos casos es recomendable que se practiquen con orientación de un profesional para obtener mejores resultados y evitar caer en la frustración.

¿Miedo a conducir en carretera o en núcleos urbanos?

La fobia a conducir un vehículo puede manifestarse de diferentes formas. Variará en función de la forma en que la persona maneja el estrés y también de la situación que haya generado el desarrollo de este padecimiento.

Puede pasar que algunas personas presenten miedo irracional a conducir el vehículo en presencia de niños o que se sientan también sumamente asustados al considerar la posibilidad de sufrir un accidente de tráfico.

Sin embargo, las personas pueden presentar temor al pensar en conducir en una carretera muy transitada o también al circular dentro de un núcleo urbano muy congestionado. En realidad, ante cualquiera de estas situaciones, el miedo experimentado no tiene ninguna justificación lógica.

Los psicólogos deben acompañar al paciente en la tarea de dilucidar cuáles son las causas para que sientan temor al conducir el auto en determinada zona. De esta forma, les podrán ayudar a vencer sus temores y acercarán a que la tarea de conducir sea incluso placentera.

Importancia de aprender a conducir sin miedo

Cualquier proceso de aprendizaje, sea el aprender a conducir el automóvil o el aprender a realizar cualquier otro tipo de tarea, requiere un ambiente sano y asertivo.

De esta forma, se evitan los traumas y se desarrolla el aprendizaje de la forma más satisfactoria posible. Así, se obtendrá un resultado mucho mejor en la gestión de las técnicas automovilísticas y en el desarrollo de las destrezas cuando la persona tome las lecciones de conducción con el menor estrés posible.

Por supuesto, aprender a conducir sin miedo garantiza una mejor toma de decisiones en la cotidianidad de la circulación automovilística. Esto favorece el desarrollo de la conciencia por el conductor y también le permite actuar de forma más positiva ante situaciones de estrés.

Técnicas para superar este miedo y evitar la inseguridad al volante

Cuando se padece de amaxofobia o fobia a conducir, lo primero que debe hacer la persona es reconocer que tiene este padecimiento para así poder solicitar ayuda y enfrentarlo. En este sentido, la ayuda puede estar representada por un profesional de la psicología o por personas de confianza que te ayuden a disminuir el estrés.

Aunque puede ser uno de los estímulos principales, al identificar la amaxofobia nunca será recomendable que dejes de conducir el vehículo. Esto solo ayudará a afianzar la inseguridad al volante y la idea es justo lo contrario, perder el temor.

Si sientes que tus capacidades de conducción se han visto disminuidas tras sufrir un accidente de tránsito y has pasado un tiempo sin conducir tu automóvil, una buena idea puede ser que hagas unas clases prácticas para refrescar tus conocimientos y habilidades.

Es fundamental que cuentes con la confianza de pedir ayuda cada vez que sea necesario. Busca el acompañamiento de una persona experimentada en el manejo de coches y trata de sentirte cómodo y conocer cómo perder el miedo a conducir.

Tu experiencia en este sitio será mejorada con el uso de cookies.
Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si estás de acuerdo, haz clic en el botón Aceptar.