schedule

07.10.2021

SHARE

¿Cómo conducir con nieve? Con hielo o nieve es aconsejable circular con mucha precaución

Conducir un coche es algo que hacemos prácticamente todos los días. Lo hacemos para ir al trabajo, a clases, para hacer las compras o visitar a familiares y amigos, entre otras cosas. Sin importar cuál sea la finalidad, forma parte de nuestra rutina. Pero hay épocas del año en que las condiciones de las vías son un poco complejas y eso dificulta los traslados.

Conducir un coche es algo que hacemos prácticamente todos los días. Lo hacemos para ir al trabajo, a clases, para hacer las compras o visitar a familiares y amigos, entre otras cosas. Sin importar cuál sea la finalidad, forma parte de nuestra rutina. Pero hay épocas del año en que las condiciones de las vías son un poco complejas y eso dificulta los traslados.

En invierno, con las frecuentes nevadas, las calles se vuelven resbaladizas y muy peligrosas. Por eso, hay que adaptar nuestras técnicas de conducción a esas condiciones para así disminuir el riesgo de sufrir accidentes. 

En este post te daremos algunos consejos para que puedas conducir de manera segura en la nieve, para que así puedas llegar a salvo a tu destino. Si te interesa, sigue leyendo y aprende a cómo conducir con nieve.

Consejos para conducir con nieve y hielo

Durante el invierno las carreteras se vuelven resbaladizas y la visibilidad disminuye considerablemente. Es conveniente que sigas estos consejos para evitar accidentes:

  • Conduce a bajas velocidades y realiza las maniobras (frenado, aceleración y giros) con suavidad.

  • Si conduces un vehículo manual, realiza los cambios a las revoluciones más bajas posibles, cambiando a las marchas más altas lo más rápido posible.

  • Enciende los faros al salir de casa. Si la visibilidad es poca (menos de 100 metros), enciende los faros antiniebla.

  • En caso de que tu vehículo comience a patinar, mantén la calma. Disminuye la velocidad poco a poco y toma el volante con fuerza.

  • Mantén una distancia mayor a lo acostumbrado entre tu vehículo y el del frente por si necesitas frenar o el vehículo de adelante lo hace.

¿Cómo conducir con nieve?

Las vías en condiciones de nevada dificultan la conducción, elevando los riesgos de accidentes, ya sea entre coches o por salirse de la vía. Sin embargo, siguiendo unas simples premisas ligadas a la prevención, conducir en nieve se hace más sencillo y los accidentes pueden reducirse hasta casi 0.

Aumenta la distancia de seguridad al conducir en nieve

En condiciones de nevadas, hielo, lluvias intensas o en la combinación de dos o más de éstas, toma una mayor distancia de seguridad entre tu vehículo y el de delante. ¿Cuánto? Tomando como referencia la distancia habitual, debes dejar 10 veces esa distancia.

Reduce la velocidad si hay nieve en las carreteras

Las carreteras se vuelven muy resbaladizas. Lo ideal es mantener una velocidad reducida, disminuyendo riesgos y aumentando distancias para poder tener tiempo de reaccionar y actuar en caso de cualquier altercado. Utiliza la segunda marcha en vez de la primera para disminuir las posibilidades de que las ruedas deslicen.

Conduce suave y evita movimientos bruscos

Los movimientos bruscos pueden provocar que el coche se salga de control. Lo que se recomienda es mantener bajas velocidades y hacer giros y frenados suaves.

Conduzcas sobre nieve con tracción trasera o con un 4x4, intenta utilizar el freno lo menos posible

Para disminuir la velocidad del coche la primera opción siempre será lo que se conoce como el freno del motor. Solo si es absolutamente necesario puedes utilizar los frenos y hacerlo con suavidad.

Si no sabes cómo debes conducir con nieve, mejor no corras riesgos

La conducción con nieve es completamente diferente a la conducción habitual. Es una conducción donde priva aún más la prevención. Las condiciones de la vía son desafiantes y no son algo para tomar a la ligera. Si no sabes cómo debe conducir con nieve, lo mejor es no conducir. Puedes poner en riesgo tu integridad y la de todos los que circulan en la vía.

Si quieres aprender a conducir en la nieve puedes acudir a una autoescuela y aplicar para la teórica carnet b. Así podrás circular con más seguridad en condiciones adversas.

Con nieve en la calzada, ¿cómo se debe iniciar la marcha?

La nieve en carretera disminuye la adherencia de los neumáticos, elevando las probabilidades de deslizamientos y pérdidas de control. 

Cuando el coche empieza el movimiento necesita más adherencia que cuando está circulando a bajas velocidades. Por eso, para arrancar, debe hacerse siempre con suavidad y con la marcha más larga posible, siendo estas la segunda o la tercera para evitar que las ruedas patinen.

¿Marchas cortas o largas al conducir con nieve?

Contrario a lo que las personas suelen pensar, las marchas largas son más adecuadas para conducir en nieve. Aunque no con esto te queremos decir que vayas a altas velocidades en la nieve.

La explicación es simple: Las marchas cortas, como la primera, dan más potencia a las ruedas, potencia que puede ocasionar derrapes debido a la poca adherencia que tienen las ruedas bajo esas condiciones.

Utilizar las marchas largas a bajas velocidades es más seguro, ya que no son tan potentes y no hacen girar tan rápido las ruedas, con lo que no se pierde tanta tracción. 

Por más extraño que parezca, conducir a bajas velocidades con marchas largas, es la mejor forma de evitar patinar y así poder circular con más seguridad.

Cuando nieva, ¿es recomendable circular sobre las marcas de otros vehículos?

Todo dependerá de la cantidad de nieve que haya en la carretera. La nieve recién caída ofrece más agarre que la nieve que está compactada, donde la temperatura es más baja y suelen formarse placas de hielo que pueden ser muy resbaladizas.

Si aún no hace mucho frío y no ha caído demasiada nieve, se puede circular por las marcas de otros vehículos sin mucho riesgo. No obstante, si las temperaturas son bajas y ha nevado bastante, la nieve en las marcas estará compactada y no ofrecerá prácticamente ningún agarre.

¿Cómo conducir con hielo?

Conducir con hielo es similar a conducir en nieve. Siempre hay que ser precavidos, mantener una baja velocidad, evitar movimientos bruscos, reducir al máximo las frenadas con pedal y buscar conducir con las marchas largas. 

Sin embargo, hay que poner especial atención a zonas potenciales donde puede aparecer el hielo, pues no siempre es fácil de ver. Estas zonas son las zonas sombrías, puertos de montaña o túneles, donde generalmente las temperaturas son más bajas.

Kit de nieve DGT. ¿Qué lleva y dónde lo metemos?

La Dirección General de Tráfico ha publicado una información en la que indica cuáles son los implementos que deben llevar todos los viajeros durante las nevadas.

Este kit está compuesto por 18 implementos: radio, linterna, silbato, móvil con su cargador, barritas energéticas, botiquín de primeros auxilios, manta, gorros y guantes, chalecos, traje de agua, cable de carga para la batería del coche, eslinga remolque, cadenas para las ruedas, triángulo de seguridad, pala y caja de herramientas.

Es un kit bastante completo, así como también de tamaño considerable. No obstante, es conveniente pensar en nuestra seguridad e ir precavidos en caso de quedarnos atrapados o sufrir un accidente. Recuerda que con intensas nevadas los cuerpos de seguridad pueden tardar más tiempo en acudir en tu ayuda.

Tu experiencia en este sitio será mejorada con el uso de cookies.
Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si estás de acuerdo, haz clic en el botón Aceptar.