schedule

20.10.2021

SHARE

¿Cómo aparcar en línea en un sitio pequeño? Pasos para aparcar en paralelo

Hoy en día, casi todo el mundo tiene un coche en casa. Esto puede ser algo bueno, pues todos pueden llegar a casi cualquier lado sin mucho esfuerzo. No obstante, con tantos coches el tráfico se vuelve denso y pesado. 

Hoy en día, casi todo el mundo tiene un coche en casa. Esto puede ser algo bueno, pues todos pueden llegar a casi cualquier lado sin mucho esfuerzo. No obstante, con tantos coches el tráfico se vuelve denso y pesado. 

Una de las habilidades que todos los conductores deben tener es la de aparcar, pero esto no siempre es tan sencillo. Con tantos vehículos, a veces los espacios son limitados. Cuando debes estacionar en la calle, suelen haber distancias justas entre los coches. Por eso, necesitarás utilizar tus destrezas a fondo para hacer uso de ese sitio pequeño y estacionar tu coche tranquilamente.

En esos casos en que debes aparcar entre dos coches, donde hay escasamente 3 metros entre ambos coches, debes hacer lo que se conoce como aparcamiento en paralelo. Parece complicado, pero realmente no lo es. Acompáñanos durante estas líneas si quieres saber cómo aparcar bien en línea, pues te daremos algunos trucos.

¿Has encontrado un sitio donde realizar un estacionamiento paralelo complicado?

Hay horas del día en que aparcar el coche es una tarea titánica, pues los espacios no son algo que abunden. Si por casualidad encuentras un sitio para aparcar, pero es un sitio complicado, no te asustes. Mantén la cabeza fría y prepárate para hacer un estacionamiento paralelo.

Pero, antes que nada, ¿sabes lo que es un estacionamiento paralelo? Aparcar en paralelo o, como también se le conoce, en línea, es una técnica que consiste en situar el coche en línea paralela a la calzada. Se diferencia al estacionamiento en batería en que, en este último caso, el coche debe situarse perpendicularmente al borde de la calzada.

La maniobra para estacionar en línea incluye una serie de pasos que debes hacer para concretarla con éxito y sin muchas dificultades. 

Uno de los pasos vitales es el inicio de la maniobra, en la cual debes “pasarte” del espacio donde aparcarás y situarte paralelamente al vehículo de delante. Aunque suene demasiado simple, es este posicionamiento el que te permitirá realizar los pasos siguientes de manera correcta. 

Los siguientes pasos son girar dando marcha atrás para entrar en el área de estacionamiento y luego enderezar el coche.

Asegúrate de que las medidas de estacionamiento paralelo son suficientes

Antes de empezar la maniobra de estacionamiento en paralelo es vital que verifiques que el espacio entre ambos coches estacionados sea suficiente para aparcar. 

Ten en cuenta que no solo necesitas que haya la distancia exacta para tu vehículo, sino que necesitarás algunos metros más para poder acomodar bien el coche. Si no gozas del espacio suficiente, no importa lo hábil que seas con el coche, no podrás aparcar.

La distancia entre los dos coches aparcados es suficiente: posiciona tu vehículo

Si hay suficiente espacio entre ambos coches, puedes proceder con la maniobra. Como ya hemos dicho anteriormente, el primer paso para realizar la maniobra es vital y consiste en posicionarte paralelamente al coche que está delante del espacio donde vas a aparcar.

Este posicionamiento te permitirá fijar ciertas referencias para poder ejecutar la maniobra correctamente. Estas referencias te ayudarán a no ir a ciegas si no tienes suficiente experiencia aparcando en línea y pueden ahorrarte mucho tiempo y más de un disgusto para ti y para el resto de conductores que circulan en la vía o están aparcados

Referencias como, por ejemplo, colocar las ruedas delanteras de tu coche a la altura del paragolpes trasero del coche estacionado delante del espacio donde estacionarás. Esta posición te indicará cuándo debes empezar a girar para entrar al espacio de estacionamiento. 

Otra referencia es que, cuando estás realizando el giro para entrar dando marcha atrás, puedes mirar por tu retrovisor izquierdo hasta que puedas ver el faro delantero del coche que está estacionado detrás de tu espacio. Esta referencia te indicará cuándo debes girar al otro lado para introducir la parte delantera del coche en el estacionamiento. 

El resto será cuestión de alinear el coche de la mejor manera posible.

Sigue estos trucos para aparcar en línea en un sitio pequeño

Si quieres saber cómo aparcar en línea en un sitio pequeño, entonces pon atención a esta sección. Es más sencillo de lo que parece y solo requiere algo de práctica para convertirte en un experto.

El paso inicial para estacionar en paralelo tiene más que ver con algo de conciencia que con la maniobra en sí: debes señalizar la maniobra con antelación

De esta manera, los conductores que vienen detrás sabrán que vas a aparcar en reversa y no taponarás el tráfico. Enciende la luz intermitente que corresponda al lado donde aparcarás y échate a un lado para quitar el menor espacio a los demás conductores.

Tras avisar, coloca el coche en paralelo con el coche delante de tu espacio para aparcar y poner la marcha en reversa hasta que las ruedas traseras lleguen al paragolpes del coche que tienes al lado.

Lo siguiente será girar el volante hacia el lado que corresponda para meter la parte trasera en el espacio de aparcar. Debes circular hacia atrás a baja velocidad hasta que puedas ver el retrovisor delantero del coche que está estacionado detrás por tu retrovisor exterior. Después gira el volante en sentido contrario. Continúa dando marcha atrás hasta que tu coche termine de entrar en el estacionamiento.

Una vez el coche esté dentro del espacio solo hace falta centrar el coche, moviéndote hacia adelante o hacia atrás girando el volante en la dirección que sea necesario. Lo ideal es dejarlo a la misma distancia entre el coche de delante y el de atrás.

Un consejo que podemos darte es que no te dejes llevar por la presión del tráfico. Recuerda que las prisas son las que provocan los errores, por lo que lo mejor es ir a tu ritmo, pero con la conciencia de no interrumpir demasiado a los demás conductores.

Aparcar en línea sin coche detrás

Cuando no hay un coche detrás en las prácticas, realizar la maniobra puede llegar a ser más complicado, pues perdemos una de las referencias. Si eres de los que dicen “quiero sacarme el carnet de conducir”, entonces deberás pasar por esta prueba, pero puedes superarla fácilmente encontrando otras referencias para guiarte. 

Puede ser el bordillo o tomar una del coche de delante. Si te dedicas a practicar cómo aparcar un coche en paralelo, seguro lo dominarás al poco tiempo.

Aparcar en línea en calle estrecha

Para aparcar en calles estrechas el procedimiento es similar al que usamos siempre, pero hay que realizar unas pequeñas correcciones a medida que vas realizando la maniobra:

Lo primero que hay que hacer es encontrar un espacio con una distancia considerable entre los dos coches. Después, hay que posicionar el nuestro coche como de costumbre, pero un poco más cerca del coche que tengamos al lado para evitar golpear el bordillo o un coche con la parte delantera de nuestro coche. 

Buscamos nuestra referencia (paragolpes trasero del coche de al lado con nuestra rueda trasera) y comenzamos a girar, siempre muy pendientes del bordillo o coche que está al otro lado. 

Si ves que puedes golpearlos, corrige la trayectoria del coche quitándole una vuelta al volante y sigue hasta que veas que no lo golpearás. Gira de nuevo el volante completamente y termina de introducir el coche en el espacio, gira el volante en el sentido contrario para introducir la parte delantera y luego centra el coche.

Es una maniobra que tiene un grado de dificultad mayor, pero no es nada que no puedas dominar con práctica. ¡Anímate! Sabemos que puedes lograrlo.

Tu experiencia en este sitio será mejorada con el uso de cookies.
Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si estás de acuerdo, haz clic en el botón Aceptar.